el interpretador artes visuales

 

Carlos Terribili

 
Hacer click sobre las imágenes para verlas en tamaño grande.
 

 

 
 
 

 

ENTREVISTA A CARLOS TERRIBILI

por Florencia Pastorella

 

A su casa se ingresa por un pasillito repleto de plantas. Al fondo y por la izquierda una puertita que abre a otro mundo, ya no con tantas plantas, si no con objetos de todo tipo provenientes del ancestral norte argentino, recuerdo de viajes que Terribili solía hacer en algún momento. Ante mi cara de asombro  dice: “Viajé mucho por la Argentina, no soy arqueólogo ni antropólogo, pero me gustaba viajar y traer cosas”.

La serie que aquí se expone forma parte de publicaciones consecutivas que Terribili realizó en un trabajo conjunto con las Madres de Plaza de Mayo durante mucho tiempo.

 

Florencia Pastorella: ¿En que consistió el vínculo con las Madres de Plaza de Mayo?

 

Carlos Terribili: Hay que hacer un racconto. En los viajes me hice muy amigo de una gente de Purmamarca, un pueblo de la quebrada de Humahuaca, en especial, de una maestra que se llamaba Marina Vilte, era maestra en Purmamarca y en San Salvador. Ella fue evolucionando con el tiempo, fue dirigente gremial, Secretaria de los docentes de  CETERA de toda la provincia de Jujuy, cuando Bravo era Secretario General de toda la CETERA. Tenía su militancia gremial hasta que un 30 o 31 de diciembre desapareció. Nosotros éramos muy muy amigos, como hermanos, es una frase muy usada, pero éramos muy amigos. Cuando la gorda venía acá paraba acá, y cuando yo iba para allá paraba en la casa de la madre. Así hasta que ella desapareció, incluso  unos meses antes me manda una carta donde decía que sentía que la estaban siguiendo. Y yo ingenuamente, porque no sabía que era lo que estaba pasando, le mando una carta, que debe haber caído en manos de los servicios, para que se quedara en mi casa. La tenían vigilada…

Te estoy hablando de la época de los militares, año ´78-´79…para hacerla corta. Un día viene la hermana acá y me dice: “me enteré que hay un grupo de mujeres que se reúnen – esto sería en el ´80- , que están haciendo gestiones, van al obispado, investigan todas estas cosas”…eran las Madres que hacían la ronda. Pasó un año, un año y pico la hermana tuvo unas diferencias con Hebe, y dejó de ir y yo me quedé con la intriga, pasé un par de veces por la plaza…todos estábamos muy preocupados por la seguridad, no era cosas de meter la cabeza en la bolsa…las Madres tenían sus justificativos, ya estaban jugadas. Yo había tenido una militancia política en la Juventud Peronista, daba un par de vueltas ahí, pero veía a los patrulleros  y me iban a fotografiar. Yo quería hablar…quería hacer algo por mi amiga. Acercarme y decirle, qué puedo hacer?.

Tomé coraje y un día fui a la casa, comí con Hebe, y con un amigo poeta le hicimos un póster un poema ilustrado sobre las Madres -todavía estaban los militares- un dibujo mío y un poema de él para que las Madres lo vendan y puedan hacer plata.  A partir de ahí cuando se crea el diario de las Madres de Plaza de Mayo yo automáticamente empecé a colaborar con el diario. No me acuerdo si fué en el 82 u 83, pero desde ahí que empezó yo empecé a dibujar para el diario, colaborando llevando dibujos, que los editores de turno iban poniendo en los artículos. Yo mandaba los dibujos y el que editaba los encajaba ahí. No estaba estudiado…ellos lo encajaban en el diario. Y así hasta el noventa y pico que hubo una disidencia   entre Hebe y el editor del diario, se fué toda la gente, o sacó toda la gente, no se como fué la cosa porque yo no estaba presente, pero al quedar toda la gente afuera, yo di un paso al costado.

Ahora ya no participo más, desde el 2000 más o menos…

Estuve en los peores momentos, porque cuando hacíamos las marchas nos filmaban nos fotografiaban, ya no estaban los milicos. Incluso tengo la suerte, el honor, la alegría, en aquella época, (ahora las cosas cambiaron mucho): un jueves, Hebe me regaló públicamente, en un acto, a varios, a Pauleti que era el director del diario, a mi  y a no me acuerdo a quien mas, me regaló un pañuelo bordado, el pañuelo que usan ellas…para mi es un símbolo de reconocimiento. Porque muchas veces pasa que los mismos interesados se olvidan… Eso creo que fué el premio mas lindo que me dieron…las Madres. 

 

Arte social vs. Arte “light”

 

F.P: Desde el rol que Ud. ocupa, ¿cual cree que es el aporte que hace el arte en relación a las problemáticas sociales?

 

C.T: Es una pregunta muy conflictiva de responder, porque hay puntos de vista muy encontrados, siempre lo que se podría decir “un arte social”, un arte comprometido con la realidad digamos, no necesariamente político partidario, pero si político, porque todo lo que el hombre hace genera una política, ya sea por acción u omisión.

Yo empecé en el setenta y pico fue un debut muy lindo, yo no estaba en condiciones de nivel de la jerarquía, pero participé en un libro con grandes pintores argentinos, en un homenaje a Marcos Sana, un militante de la Revolución Española de la guerra civil. Era muy niño y los fascistas lo metieron preso, estaba peleando, no era un inocente que andaba caminando por la calle. Llegó a convertirse en el primer preso político con más años de cárcel. En la cárcel empezó a escribir poemas. Acá se editó un libro en homenaje a él donde participaron Alonso, Noé, y a mi me engancharon porque yo era muy joven. Y ahí fue donde fue el debut de mi inserción en la cosa política, yo siempre tuve eso… es decir yo vengo de antes.  

Con respecto a la pregunta, yo pienso lo siguiente: pese a haber tenido y seguir teniendo una concordancia con lo social, con lo político, yo no creo que el arte produzca cambios, yo creo que el arte acompaña los cambios. Yo no creo que el arte pueda hacer una revolución, que sea punta de vanguardia de una revolución. El arte esta obligado a acompañar a los cambios. Pensá el caso Cuba: se produce la revolución, se toma el poder y después la cultura, el arte, acompañan la revolución, aparecen Silvio Rodríguez, Pablo Milanes, los grandes escritores…

El arte difunde la revolución por otro canal que no es el político y acompaña a la revolución si es que esta de acuerdo. O no acompaña al gobierno y lo critica, yo he hecho afiches contra “el gatillo fácil” contra la policía, uno discrepa con la realidad…pero el arte no va a cambiar al gatillo fácil. Uno acompaña a la sociedad con los afiches, pero nosotros con los dibujitos…no…

 

F.P. Y actualmente, ¿que cree que esta pasando con el arte? ¿Ve artistas comprometidos socialmente con alguna postura “revolucionaria”?

 

C.T: Yo te quiero hacer una comparación primero. Por lo que te conté antes, yo tengo una ascendencia de militancia peronista, pero ojo, no confundamos la raigambre del pueblo peronista con los militantes, con los dirigentes. Yo no puedo pensar jamás en un Herminio Iglesias como alguien que piense igual que yo.  Si coincido en todo lo que fue la historia popular del peronismo todo lo que significó al pueblo. Desde ese punto de vista sigo teniendo un corazón peronista aunque tengo una mente marxista, es una mezcla rara, pero es así…

Yo en este momento sin creer que este sea un gobierno revolucionario ni que va  a cambiar las cosas profundamente, esta suavizando bastante la situación del pueblo argentino. Si es verdad lo que dicen las estadísticas, porque después podemos descubrir fue todo mentira! (risas)…pero la desocupación baja un dígito, los sueldos se aumentan, la inflación no es dramática, los militares van todos en cana, ya no hay joda como en el gobierno de Menem, se descabeza la cúpula de la policía …yo se que todo eso no puede cambiar de fondo un país, pero hizo bastante mas de lo que yo esperaba por ser un hombre que venía del grupo de Duahalde.

Desde ese punto de vista, todo este prólogo, es a partir de que hay una contradicción de un gobierno, una  sociedad que esta tratando de sacar adelante, de recuperar un país, de sacarlo de su ignorancia, de su pobreza, de su miseria; con un arte escénicamente elitista, por definición el arte oficial (cuando digo oficial no digo del estado, sino de una cúpula artística) es un arte postmoderno, light, un arte que busca impresionar, un arte que hacés hoy y mañana lo tirás porque ya no sirve …, es un arte que no se compromete con nada. Entonces artistas…en este momento son poquísimos. Por un lado creo que si nos representan porque muestran un cierto grado de idiotez intelectual, que no es inocente si no que es una idiotez con muchas falacias. Yo no creo que Kuitca sea un artista que se preocupe por el pueblo argentino, su arte es para  vender en los círculos europeos, donde el snobismo es estar al día: un tipo que hace un colchón, con un mapa y le pone unas crucecitas…

Yo creo que artistas: Roux, Alonso, lo que fue Carpani en su momento, y habrá alguno mas que yo no recuerdo ahora, gente que esta consustanciado con el pueblo, con la gente con todo, con la gente que lucha, que trabaja. Yo creo que no hay un arte comprometido, ese arte comprometido creo que terminó con la llegada de los militares, y que terminado de destruir por Menem y todos los demás que hicieron “tabla rasa” e impusieron una sociedad light.

 

F.P: ¿y que opina del caso de los stencils que difunden una denuncia o una postura política?

   

C.T.: Yo creo que todo lo que sirva para difundir la cultura del hombre desde la imagen todo sirve. Tal vez uno pudiera después ponerse en exquisito con elementos cualitativos: la belleza, la armonía de la literatura..., pero todo lo que proviene de una base popular, es bienvenido porque es la expresión de una sociedad, si ellos se expresan en las paredes, bienvenidos sean, a mi me parece bárbaro! Fijate todo lo que empezó con los graffitis, los hermosos trabajos que hay hechos con aerosol, son artistas populares…mucho mejores que cuatro idiotas que van al Manuel Belgrano y reciben el primer premio. Uno piensa que es el hijo del jurado… es un circuito de mafiosos, pasa como en la política…

Es un circuito  que esta integrado por los galeristas, por los críticos de arte y por los jurados, con esa trilogía arman el circuito. El galerista le da espacio a un pintor que prevé  que puede ser un buen negocio. Para que ese pintor salga del anonimato necesita que un crítico de arte diga que es un genio,  y que después cuando va a lo salones  el jurado le de un premio. Todo eso hace que el artista se vaya cotizando cada vez más. Arman un tipo que después a los dos años le dan una patada en el culo y ya no lo ven mas, como pasa en televisión… es como una moda…yo no participo.

Dentro de 30 o 40 años, el nombre de Berni, de Alonso, de Castagnino, de todos esos va a seguir existiendo. Kuitca, Perez Célis, Minujin, todos ellos se pierden, porque cuando dejan de tener el apoyo publicitario…se van a la mierda. En la última muestra de Alonso en el Borges, fui al día siguiente de la inauguración, a las 6 de la tarde, a la hora que salen todos. ¿Sabes como estaba la sala?: vacía…no había nadie. En una hora no entro nadie…

A los periodistas no les interesa Alonso, les interesa una vedette con unos pechos enormes!, en los noticieros de los años ´40-´50, que era lo único que había cuando no había televisión, que los veías cuando ibas al cine, aparecía: “inauguró hoy el pintor Quinquela Martin”, y la gente se enteraba, ¿ahora decime cuándo sale la inauguración de un pintor?

 

F.P.: Terribili da clases durante la semana en la Asociación Estímulo de Bellas Artes.

Desde el lugar docente,¿incentiva el aporte hacia una política social?

 

C.T.: Mi posición con respecto a la política social del artista…yo la hablo desde mi, es decir, si hay un ejemplo será a partir de que les pueda interesar lo que yo hago. Yo no creo que es correcto incentivar a la gente que haga arte social, porque el arte no necesariamente tiene que ser social. El artista puede estar comprometido con su realidad y con no ser reaccionario ya es una forma de estar encaminado en un arte no destructivo. Ahora, no todos los artistas tiene que ser sociales: Van Gogh nunca pintó un tema político, pero pintando los campesinos ya hay una posición. Siempre hay una posición, yo jamás la presiono, yo digo lo que hago  a mis alumnos. 

 

(Me muestra un dibujo sobre Julio López, publicado en una nota para una revista.)

 

C.T.: Es una forma de estar presente con tu ideología, pero yo no puedo decir que todo el mundo si no hace eso es un mal artista, la parte social se siente: es una forma de participación en la vida. Por ejemplo: 70 años de silencio en la Unión Soviética. En ese tiempo no dió un artista como la gente, porque había un control político tan grande que dirigían el arte, los comisarios políticos…una de las vanguardias del arte europeo en el año ´17, estaba gobernada por los zares, es decir una tiranía feroz, donde estudiaban una minoría muy muy pequeña de ciudadanos soviéticos, de vanguardia: músicos, cineastas, bailarines, cómo puede ser que después viene la revolución y todo el mundo va a la escuela, todo el mundo se educa y no aparece un artista como la gente?

Eso sería creer que el arte tiene que ser social, y es cuando uno quiere.

 

Sus dibujos y la imagen digital

 

En la obra de Terribili, dibujante por excelencia, se observa el uso de técnicas y herramientas digitales que organizan la composición junto a otras tradicionales como la pluma y  la tinta, carbonillas, acuarelas y acrílicos.

 

F.P: ¿Cómo define el acercamiento a las técnicas y herramientas digitales? ¿por necesidad, por experimentación?

 

C.T.: Primero porque mi primera experiencia de salir de la galería fue publicar en un libro, de Marcos Sana. Mi inserción a partir de la gráfica, es decir en el medio de reproducción mecánica de una obra de arte me hizo acercarme a los medios, cómo se arma un original. Cuando aparece la computadora que vos lo podés hacer todo en tu casa, y tenés un mundo infinito me pareció fascinante. No creo  que la computadora reemplace el dibujo, para nada. Podes hacer trucos maravillosos, yo trabajo con el dibujo original, y después le hago fondos, planos grises. Yo hago un dibujo madre, después al ponerlo en la computadora, le doy color, le pongo un plano gris, le marco un plano acá…me da la posibilidad de hacer 50 trabajos en 5 minutos. Todas las variantes que quiera.

 

 

 

 
 
 
el interpretador acerca del autor
 

 

               

Carlos Terribili

Nació en  Cap. Fed. en 1936. Egresó de la esc. sup. de Bellas Artes  Manuel Belgrano y Prilidiano Pueyrredón, donde estudió, entre otros, con Ideal Sánchez, Luis Barragán, Onófrio Pacenza, Juan Battle Planas, Héctor Cartier, Víctor Chab, etc.

 

Lleva realizadas alrededor de 350 exposiciones en:

Argentina, Perú, México, Venezuela, EE.UU., Uruguay, Cuba y España.

Desde los años 1966 hasta hoy, realizó viajes de estudios sobre comunidades indígenas, concretados en diversos documentales audiovisuales del N.O. Argentino, Bolivia y Perú, auspiciados por el Fondo Nac. de las Artes.

Ejerce la docencia desde 1963. Actualmente dirige los talleres de dibujo y pintura  sobre figura humana de la Asoc. Estímulo de Bellas Artes.

 

No participó nunca en ningún salón competitivo o con premios.

Fue presidente de la comisión de artistas plásticos del Consejos Argentino de la Paz, adherido a Naciones Unidas.

Participó en 1983 y 1984 en  TEATRO  ABIERTO.

 

Realizó una serie de dibujos sobre originales manuscritos por  los siguientes escritores:

Atahualpa Yupanqui – Jorge L. Borges – Armando Tejada Gómez – Homero Expósito – Héctor Negro – Domingo Zerpa – Horacio Guaraní – Elvio Romero – Alberto Ponzo – Raúl González Tuñon – Elías Castelnuovo – Nicandro Pereyra – Hamlet Lima Quintana. 

 

Publico sobre numerosos temas de tango referidos entre otros a:

Aníbal Troilo – Carlos Gardel – Osvaldo Pugliese – Celedonio Flores – Homero Exposito – Homero Manzi – Enrique Santos Discépolo – Alfredi Gobi – Héctor Negro, A. Piazzola

Hugo del Carril, Tita Merello., Julián Centella.

 

Poseen cuadros suyos los museos de: 

Mercedes, San Luis – Posadas, Misiones – Chascomús, Bs. As. – Azul, Bs. As. – Tandil, Bs. As. – Museo de Bellas Artes (Cap.), Octavio de la Colina (Chilecito), y Olta, La Rioja – Casa de las Américas, Cuba – Mataro, España  - Museo del CHE, Bs. As. – Museo del CHE, Santa Cruz. Bolivia.

 

Ilustró más de 40 libros de ensayos, cuentos y poesías.

                                                                                                                     

Ilustró en diversas revistas literarias entre otras:

Crisis, Amaru, Aunarte, Suburbio, Caballito, La Gran Aldea, Rayuela, El Rayo que no Cesa, Crear, Retruco, Nuestro Tiempo, El Espejo, El Torero, Apuntes del Mañana, Kulturarte, Tamaño Oficio, Aldabón, Chau Bloqueo, Femeba, Osmecon, Tango XXI de Argentina.

Además: Plural, México – Sol de Toluca, México – Andrómeda, Costa Rica – Tragaluz, Honduras – Koe´yu, Venezuela – América, Venezuela – Kamarundi, Chile – Casa del Poeta Latinoamericano, Uruguay – La Urpila, Uruguay – Sur, Cuba – Del Caribe, Cuba – Ambito, Cuba – Tricontinental, Cuba – Hora de Poesía, España.

 

 

Colaborador de los siguientes diarios:

La Prensa, Bs. As. – La Voz, Castelar – El Tiempo, Azul – Pregon, Jujuy – Presencia, Bolivia – Propuesta, Bs. As. – Norte, Tucumán.

 

Realizó más de 20 afiches para obras de teatro y distintas agrupaciones.

 

Murales realizados;

Estación Haedo, F.C. Sarmiento – Est. Flores, F.C. Sarmiento – Unión de Trabajores de Prensa (UTBA) – Asoc. de Estímulo de Bellas Artes ,Córdoba y Maipú – Museo del Che – Discépolo,  C.C. Enrique Santos Discépolo – Hotel Behuen – Il Duomo – Diversos edificios particulares.- Plaza Larralde, Primera Junta, Caballito,- Plaza Irlanda Homenaje a FELIPE VALLESE,(en preparación). -  Escuela Politécnica de Morón: “30.000 Compañeros Desaparecidos”.

 

Colaborador permanente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, dibujando para el diario de las Madres desde su fundación, así como autor de diversos afiches para ésta misma institución.

Colaborador de la Revista de Madres de Plaza de Mayo – línea fundadora.

Colaborador de las publicaciones de la CTA (Conf. Trab. Argentina) y ATE (Asociación Trab. Estado).

                           

Realizó afiches para:

Asoc. de Detenidos Aparecidos con Vida – Liga Argentina por los Derechos del Hombre – Familiares de Víctimas de la Re-Presión Policial e Institucional – C.O.R.R.E.P.I. – y diversos homenajes sobre desaparecidos.

Museo Argentino del CHE – Partido Comunista Argentino. Estas obras fueron reproducidas en diversos países del mundo, como ser:

Cuba, Uruguay, Puerto Rico, Honduras, Venezuela, Alemania, Francia, España, Holanda y otros.

En 1996 invitado por el Gobierno de Cuba y la Unión de Escritores Cubanos (U.N.I.A.C.) realizó en La Habana, una muestra de más de 100 dibujos sobre el tema de Derechos Humanos.

En el 2000 muestra en la Habana, con la Delegación Argentina al 1er. Festival de Tango.


   
   
   
   
   
 
 
Dirección y diseño: Juan Diego Incardona
Consejo editorial: Inés de Mendonça, Camila Flynn, Marina Kogan, Juan Pablo Lafosse, Juan Leotta, Juan Pablo Liefeld
sección artes visuales: Florencia Pastorella
Control de calidad: Sebastián Hernaiz